Bienvenidos al Sitio Web de:
Santa Victoria Oeste
"El Valle del Silencio"
Este pueblo es uno de los lugares más bellos de los valles salteños, su historia, sus paisajes y tradiciones, hacen de él un lugar encantador e inolvidable para el visitante; sin embargo uno de los más alejados de la capital salteña (Argentina) y con gran dificultad de acceso, donde a pesar de los cambios socioeconómicos y políticos se observan numerosas necesidades primordiales que aun quedan por satisfacer.

Para conocer los aspectos culturales mas notables de Santa Victoria Oeste podemos acceder a estos temas:

SANTIAGO APOSTOL TODOS LOS SANTOS LOS MISACHICOS EL APACHETA LA HIERRA
LA HIERRA: También denominado "La marcada", ésta es otra de las grandes festividades que se realiza en pleno tiempo del carnaval. Consiste en poner una marca a todo el ganado vacuno perteneciente a cada familia del lugar. Se calienta un hierro, en el fuego, con las iniciales del dueño y se lo asienta en la parte superior de la paleta derecha del animal quemando el pelo hasta que quede claramente visible. Paralelamente la dueña enflora en las orejas del animal con flores de lana, se lo invita un mate de chicha, unas cuantas hojas de coca y se corta una pequeña porción de la oreja de acuerdo a la señal de cada familia. De esta manera la totalidad de cabezas de ganado queda totalmente identificado ante una posible pérdida o robo que pueda haber en cualquier ocasión.
Un día anterior a la hierra se reúne todo el ganado y se invita a los vecinos o personas especiales, al día siguiente en horas de la mañana se realiza los preparativos, que consiste en la búsqueda de los lazos que harán falta para enlazar a los toros, recipientes adecuados para poner las diferentes bebidas, (sobre todo la chicha, que ha sido preparada desde una semana antes), que serán trasladadas al lugar de la marcada, se confeccionan flores con lana de diversos colores, para colocar en las orejas del ganado una vez que ha sido puesto la marca y posteriormente se dirigen hacia el sitio indicado, generalmente a partir del mediodía ya todos se encuentran reunidos y en condiciones para dar inicio a las actividades, tras una breve bienvenida por parte del dueño y algunas instrucciones a los presentes, la marcada se pone en marcha. Mientras se realiza eso, un miembro de la familia se encarga de servir diferentes tipos de bebidas a los invitados, en primer lugar la chicha. En algunos casos este evento se lleva a cabo en el campo, con la colaboración de los invitados, en otros casos acostumbran realizar dentro de un corral, para mayor facilidad o en caso de no ser suficiente el número de participantes. Una vez terminada la marcada todos acompañan al dueño a dar salida al ganado por un lugar adecuado hasta unos cientos de metros, luego se las deja ir solas a las vacas. En horas de la tarde todos regresan al hogar, algunos acostumbran invitar un asado al finalizar la jornada, otros lo dejan para el día siguiente en el almuerzo, donde se acompaña con papas criollas, ají, queso de vaca, mote o choclos ya que generalmente éste es su período de abundancia. Durante toda esa noche se canta y se baila al son del erque y la caja, por ser éste el instrumento utilizado en la época.
Seguidamente se presentan algunas de las coplas que se cantan en tiempo de carnaval, como podemos ver éstas presentan un estilo más picaresco a diferencia de las que se entonan en otras épocas del año.

Cigarrillo que se apaga
No se lo vuelve a encender
Al hombre que se lo deja
No se lo vuelve a querer

Los mocitos de estos años
Se equivocan al rezar
Por decir padre nuestro
Dicen me quiero casar

Ayer pasé por tu casa
Te peinabas a menudo
Ahora que ya no pasé
Pareces perro lanudo

Cuantas vueltas da el río
Da para llegar al molino
Cuantas vueltas daré yo
Para llega tu nido.

Algo borracho me siento
Pero del todo no estoy
Algo me voy dando cuenta
Por el camino que voy

Mocito si me querís
Tomate agüita y anís
Pa´que te quite el olor
De la chola que tenís

En la punta de aquel cerro
Suspiraba una lechuza
En su suspiro decía
Cállate su boca sucia

Chura chura la chinita
Chura chura la muchacha
Pero lo malo que tiene
No había teniu bombacha.

Quisiera ser como el zorro
Para salir a la madrugada
Con mi ponchito amarillo
Y esperarte en la quebrada

De donde será este mocito
Parece lado de campo la paz
Quiere cantar y no puede
Pero se tira capaz

Mi cajita fuera sonadora
Sonaría como un sallar
A los mejores cantores
Yo los haría callar

Esta noche canto aquí
Mañana donde estaré
Solo Dios lo sabe
Cuando yo volveré

Estas son las flores blancas
Del principio del año nuevo
A buscar amor se ha dicho
Amor que no tenga dueño.

Pobrecita mi cajita
Chiquitita y sonadora
Pobrecita la vidita
Chiquitita y movedora.

Desde la banda he venido
Pisando sobre las flores
Como soy mozo soltero
Vengo rendido de amores

Sombrero viejo me he puesto
Que mas me puedo poner
Si las mozas no me quieren
Las viejas me han de querer

De donde sale este mozo
Con ese amor tan fingido
De donde sale a quererme
Si recién me ha conocido

Quisiera morir ahorcado
En la punta de tu pelo
Como mueren los pescados
En la punta del anzuelo

De donde será esta mocita
De pantalón negro y angosto
Parece chivo flaco
Nacido en el mes de agosto

Ya me voy ya me estoy yendo
Quien se acompaña conmigo
Si no se acompaña nadie
Solito sigo mi camino

Como se habrá notado, las coplas populares siempre estuvieron relacionadas con la forma y el estilo de la vida campesina la cual predominaba en los antepasados, las ideas de los pobladores no dejaban de relacionarse con sus quehaceres de la vida, es por eso que de ahí surgieron estas coplas.

ACLARACIÓN: Las expresiones encontradas en esta pagina, que hacen referencia  a lo observado en el municipio de Santa Victoria Oeste, no implica que determinados aspectos tan solo corresponden al lugar citado. 

ARRIBA